¿QUÉ BENEFICIOS TIENE EL COLECHO? Rocío, 32 años, Málaga.

colecho mi matrona online

Hola desde mi matrona online. Hoy os hablaré de un tema de actualidad y controversia entre los diferentes profesionales de la salud, el colecho.

La palabra Colecho significa “dormir con tu/s hijos.

Se puede hacer en la misma cama, en cunas o mini-cunas especialmente preparadas para adosar a uno de los lados de la cama familiar (cunas sidecar ), o con una cuna convencional sin uno de los lados y adosándola al lado de la cama de los padres.

Las ventajas del colecho son muchas y variadas, pero como principal y fuerte desventaja tenemos que en la mayoría de manuales y artículos, desaconsejan realizar el colecho por riesgo de aplastamiento o ahogamiento del bebé.

Estamos ante un tema nuevamente polémico, cómo antes también nos hemos topado con “cual es la mejor postura para dormir al bebé”…(hace unos años los pediatras aconsejaban dormir a los bebés boca abajo, después de lado, y actualmente, boca arriba…), lavar o no al bebé inmediatamente después de nacer… ( antes, en los hospitales españoles se les bañaba en sus primeros minutos de vida…) ahora hasta pasadas las 24 horas del nacimiento no se les baña, e incluso se incide sobre la importancia del primer contacto piel con piel madre e hijo, en el que yo personal y profesionalmente estoy en total acuerdo viendo las distintas evoluciones de los recién nacidos con un contacto directo e íntimo con su madre.

Bien, propongo que pongamos nuestro sentido común en este tema.

¿Cuáles son las ventajas del colecho?

El colecho es y ha sido una práctica arraigada en nuestra especie desde nuestros ancestros y es en épocas de modernidad cuando aparecen las dificultades.

El colecho facilita que las madres amamantan mejor a sus bebés durante la noche favoreciendo el descanso de madre e hijo, la proximidad del bebé con su madre estimula la lactancia materna. Los bebés que duermen con sus padres amamantan más a menudo, y esto hace que tenga un ritmo de sueño diferente. Su fase profunda de sueño es menor, y esto hace que disminuya el riesgo de SMSL ( síndrome de muerte súbita del lactante) que sucede en esta fase.

Además, el desarrollo neuronal ocurre en su máximo esplendor en la fase de sueño menos profunda, con lo que al practicar el colecho, no sólo se le da más leche materna, que es ideal para la formación de sus defensas, sino que se potencia su desarrollo neuronal.

Además de la comodidad de no tener que levantarte de la cama para darle el pecho, sobre todo en esta época de frio, hacen que tanto la madre como el bebé vuelvan a conciliar el sueño rápidamente.

Es importante que el recién nacido se mantenga en la misma habitación que los padres, durante todo el primer año, pudiendo optar por una cuna convencional, cuna sidecar, o en la misma cama con sus padres (colecho).

¿Cuáles son las desventajas del colecho?

No sería responsable decir que no existe ninguna posibilidad de aplastamiento del bebé durmiendo juntos en la misma cama, ya que se pueden dar determinadas circunstancias que lo hagan posible, como el cansancio extremo de la madre, el haber tomado alcohol, o drogas.. Afortunadamente en la actualidad existen unas camas especiales de colecho o “cunas sidecar” que te permiten dormir con tu bebé aprovechándote de las ventajas antes mencionadas del colecho y elimina los riesgos de aplastamientos o ahogamientos ya que dormís en superficies independientes.

Consejos para un colecho seguro:

La superficie de su cuna debe ser firme y limpia, sin muñecos ni almohadas que puedan molestarle.

No fumar en la habitación donde vaya a dormir el bebé.

Siempre debes poner a dormir a tu bebé sobre su espalda ( boca arriba)

El colchón debe estar bien encajado en la cuna o minicuna.

No abrigar demasiado al bebé y la temperatura de la habitación tampoco debe estar demasiado caliente.

Si se decide compartir la misma cama con el bebé, ambos progenitores deben ser responsables y conscientes de la presencia del bebé.

En esta situación de cama compartida; Es aconsejable que el bebe duerma entre la cuna adosada y la madre. Al cabo de unas semanas, la pareja ya es sensible a la presencia del bebé y ya puede dormir entre los dos.

Los bebés menores de un año, no deben compartir cuna con los pequeños ya que no son lo suficiente conscientes de su presencia cuando duermen.

Si estas tomando medicamentos para dormir, o has tomado alcohol, o te encuentras demasiado cansada, no duermas con tu hijo en la misma cama, ya que tus capacidades de reacción están disminuidas, por lo que la seguridad en esta situación disminuye.

Evita usar camisones con lazos largos.

Las personas muy obesas pueden no darse cuenta de la posición del bebé, con lo cual tampoco es aconsejable dormir en la misma superficie.

Poder disfrutar y tener esta etapa de crianza con seguridad es lo más valioso. Disfrútenla!

Os añado aquí un enlace de interés del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría;

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-sobre-lactancia-materna-comite-lactancia-materna.

HAZ TU CONSULTA GRATIS




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>