CLAVES PARA AUMENTAR LA OXITOCINA DE FORMA NATURAL EN EL PARTO

CLAVES PARA AUMENTAR LA OXITOCINA DE FORMA NATURAL EN EL PARTO

La palabra “oxitocina” proviene del griego y significa “Parto rápido”. Es la hormona fundamental en el momento del parto y la lactancia materna, segregada por nuestro cuerpo y tremendamente sensible al estrés.   

¿Qué es la Oxitocina?

La palabra “oxitocina” proviene del griego y significa “Parto rápido”. Es un neuropéptido muy poderoso que segregamos (tanto la especie humana como muchas otras especies animales) ante determinadas situaciones y estímulos.
En nuestro organismo, el mayor porcentaje de oxitocina se produce en el cerebro, concretamente en el hipotálamo. Desde el hipotálamo, es transportada a la glándula hipófisis y desde ahí es secretada al torrente sanguíneo. Ambas estructuras (hipotálamo e hipófisis) se encuentran en nuestro cerebro.
Además se conocen otros tejidos y órganos dónde se produce y libera esta hormona. Estos tejidos son la médula adrenal (localizada en las glándulas suprarrenales, por encima de los riñones), los ovarios y los testículos.
La oxitocina una vez segregada al torrente sanguíneo, comienza a funcionar en los órganos que son sensibles a ella (órganos diana), entre ellos el cerebro, concretamente la amígdala cerebral vinculada estrecha y directamente con las emociones y el placer.
Una de las características más interesantes de la oxitocina es que es una “molécula tímida”. Esto quiere decir que ante determinadas situaciones y/o estímulos esta sustancia no se produce, desapareciendo así todos sus efectos beneficiosos

¿Qué funciones tiene la Oxitocina en nuestro organismo?

La oxitocina, una vez en sangre, comienza a estimular sus tejidos y órganos diana, que son: el útero, el tejido mamario y el cerebro.

1. En el útero, la oxitocina produce contracciones favoreciendo la dilatación del cuello uterino y la buena progresión del parto.
2. En el tejido mamario, la oxitocina produce la contracción de los alvéolos mamarios (donde se produce la leche) expulsando la leche hacia los conductos lácteos y desde ahí al exterior.
3. En el cerebro, la oxitocina estimula la amigdala cerebral, zona directamente relacionada con emociones como la empatía, confianza, generosidad… La oxitocina tiene efectos positivos sobre nuestra capacidad para establecer relaciones sociales, generar vínculos…
Es conocida además por ser la “hormona antiestrés”, del amor, la compasión, generosidad y el vínculo. La hormona que nos conecta y nos une.

Situaciones y estímulos que favorecen y aumentan la secreción de Oxitocina:

Todos nosotros podemos aumentar de forma natural la producción de oxitocina en nuestro cuerpo.

1. El contacto físico: es muy conocido el aumento de oxitocina durante las relaciones sexuales. Pero no sólo se segrega oxitocina durante una relación sexual. Los masajes, abrazos, y caricias con personas queridas, con nuestros animales caseros, aumentan los niveles de oxitocina en sangre.
2. El apoyo emocional y la escucha activa: cuando sentimos apoyo, palabras de ánimo, etc… aumentamos nuestra producción de oxitocina. Es interesante saber que aumentan los niveles de oxitocina en quien recibe ese apoyo y también en quien lo dá.
3. La meditación: la practica de la meditación es una potente y valiosa herramienta que aumenta los niveles de oxitocina en sangre, disminuyendo el estrés, generando calma y bienestar.
4. Ejercicio físico: el ejercicio moderado y suave, como una sencilla caminata, genera oxitocina. Bailar también es un potente generador de oxitocina natural que disminuye sensaciones de dolor físico y aumenta sensaciones de placer.
5. Sentir la música: escuchar música disminuye las hormonas del estrés, aumenta la liberación de oxitocina en nuestro cuerpo.
6. El llanto: llorar actúa como un liberador de emociones, disminuyendo de esta manera los niveles de cortisol en sangre (hormona del estrés) y aumentando los de oxitocina. Es por esto que tras un episodio de llanto, encontramos alivio y calma.
7. La Generosidad: actos de generosidad, ofrecer y dar ayuda a los demás, es un potente generador de oxitocina.

Aunque los estudios que están analizando esta sustancia son relativamente recientes, existe evidencia científica de que mayores niveles de oxitocina se relacionan con mayores niveles de felicidad y bienestar.

Situaciones y estímulos que bloquean y disminuyen la secreción de Oxitocina:

1. El estrés: la importancia del entorno, tanto ambiental como de acompañamiento, es crucial para el buen desarrollo del parto. Los ruidos, luminosidad intensa, prisas o cualquier interrupción que estrese a la madre, generará una inadecuada secreción natural de oxitocina.
2. La testosterona: a mayores niveles de testosterona, menor es la secreción de oxitocina.
3. Nutrición deficiente.

Por último, mencionar que los niveles de oxitocina también están relacionados con situaciones de adicción, depresión, autismo, esquizofrenia, síndrome de cólon irritable y algunas patologías cardíacas.

LA RECOMENDACIÓN DE MI MATRONA ONLINE

Para mejorar el parto y la lactancia, evita el estrés y fomenta las situaciones dónde la oxitocina es segregada por nuestro cuerpo.
Es importante disminuir el estrés tanto en la madre, como en su acompañante y el entorno, generar confianza y seguridad, disminuir ruidos e intensidad de luz, aprovechar el contacto físico, los masajes y el apoyo emocional para aumentar los niveles de oxitocina natural.

Si tienes cualquier duda o necesitas una explicación más detallada sobre la oxitocina, estoy a tu disposición en las Consultas Online.
Feliz día desde Mi Matrona Online.

Otros post

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO EN LAS REDES

Deja un comentario

Your email address will not be published.