METRORRAGIAS DEL PRIMER TRIMESTRE

METRORRAGIAS DEL PRIMER TRIMESTRE

El “manchado” o sangrado vaginal producido en las primeras semanas de embarazo es una de las urgencias hospitalarias que más atendemos los profesionales de la obstetricia.

Una metrorragia del primer trimestre es cualquier sangrado o manchado vaginal que se produce durante las primeras 12 semanas de embarazo. Se considera una situación patológica y por esto, pese a ser una situación bastante frecuente, hay que estudiar las causas por las que se produce.
Aproximadamente en el 15-30% de los embarazos normales se producen estos sangrados, siendo una cifra con tendencia a aumentar, sin saber muy bien su causa. Se cree que puede ser debido a las cada vez más frecuentes técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial, fecundación in – vitro..), aumento en la edad materna de la embarazada… La metrorragia o el sangrado del primer trimestre, tiene una gran influencia en el aspecto psicológico de la mujer y pareja, ya que producen estados de ansiedad importantes.

¿Por qué se producen estos sangrados en las primeras semanas de embarazo?

La primera información importante que deben saber todas las embarazadas, es que todo sangrado o manchado que se produzca durante el embarazo debe ser siempre valorado por un ginecólogo.

Las causas de estos sangrados del primer trimestre son:

1. Sangrado implantacional: Suele ser un manchado escaso, oscuro y puede ir acompañado de molestias tipo cólico similar al dolor menstrual. Es un manchado producido por la implantación del nuevo embrión en el útero.
¿Y qué es la implantación? Es el proceso mediante el cual el embrión se adhiere a la pared interna del útero, penetrando dentro de ella para seguir desarrollándose durante el resto del embarazo. Esto sucede en la semana 4-5 de embarazo, cuando la mujer, con los cada vez más precoces test de embarazo, se da cuanta que está embarazada. Por este motivo, suelen llegar al hospital tan preocupadas. Este manchado es absolutamente normal y no se asocia a un peor pronóstico del embarazo y ocurre en casi el 50% de los embarazos.
2. Amenaza de aborto: En esta situación, se produce un sangrado vaginal que suele ser escaso (menos que una regla), oscuro o rojo, y puede ir acompañado o no de dolor tipo cólico menstrual. En urgencias de ginecología, se realizará un test de gestación (analitica de orina o sangre) y posteriormente una ecografía vaginal.
Si en la ecografia se detecta latido cardiaco fetal positivo, se considerará una amenaza de aborto. El embarazo cursa dentro de la normalidad pero ante ese sangrado, se recomienda reposo relativo (no hacer esfuerzos importantes, no coger peso, no relaciones sexuales, evitar situaciones estresantes…) hasta dos o tres días después de que ceda el sangrado.
Si en la ecografía no se detecta latido cardiaco fetal (a partir de la sexta semana de embarazo se debería ver ecográficamente latido cardiaco), y no existe ningún otro síntoma aparte del sangrado, se trataría de un aborto diferido. Su tratamiento puede ser médico (con medicación), cada vez más utilizado en la práctica médica o quirúrgico (legrado).
3. Aborto espontáneo: Es la pérdida del embrión de manera espontánea. Se produce un sangrado vaginal de color rojo brillante u oscuro, escaso o de mayor cantidad, indoloro o acompañado de un leve dolor tipo cólico. La causas del aborto suelen ser desconocidas. Se conocen factores que están implicados en esta situación:
Causas fetales: fallos cromosómicos del embrión.
Causas maternas: las alteraciones en la cavidad uterina, infecciones y algunas enfermedades autoinmunes o endocrinas pueden ser también causa de aborto espontáneo.
4. Embarazo ectópico: Se produce cuando el embrión se implanta fuera de la capa interna del útero. En esta situación, suele haber dolor abdominal, puede aparecer de manera progresiva o aguda, más o menos intenso, acompañado de sangrado vaginal y test de embarazo positivo y amenorrea (ausencia de regla). El tratamiento puede ser quirúrgico o médico, dependiendo de cada situación concreta.
5. Mola Hidatiforme: Es una gestación sin embrión en la que hay una degeneración de la placenta. Esta situación es una patología además de poco frecuente, algo compleja, así que dedicaré a ella un post detallado.

LA RECOMENDACIÓN DE MI MATRONA ONLINE
Ante una sangrado o manchado que tengáis en el primer trimestre o primeras 12 semanas de embarazo, siempre conviene que os vea un ginecólog@ para confirmar que todo marcha con normalidad y descartar cualquiera de las situaciones antes mencionadas.
Este post os ofrece información segura para que conozcáis de manos de profesionales de la obstetricia, estas situaciones y de alguna manera ayudar a disminuir el componente de ansiedad y preocupación con el que muchas mujeres llegan a urgencias.
Si tienes cualquier duda o necesitas una explicación más detallada, estoy a tu disposición en las Consultas Online.

Feliz día desde Mi Matrona Online.

Otros post

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO EN LAS REDES