MOVIMIENTOS DEL BEBÉ

MOVIMIENTOS DEL BEBÉ

Diferentes  estudios demuestran que el control de movimientos fetales por parte de la madre, disminuye complicaciones importantes como las relacionadas con la insuficiencia placentaria.

A las 8 semanas de embarazo, el bebé tiene un tamaño aproximado de 1-2 cms (el tamaño de una alubia) y aún no tiene movimientos activos. No es hasta la semana 14 de embarazo cuando el bebé empieza a tener movimientos propios, aunque para la madre es todavía temprano para sentirlos, ya que las paredes del útero son aún muy gruesas.
La futura mamá empezará a notar los movimientos del bebé a partir de la semana 18-22 de embarazo. En condiciones normales, es en la semana 20 de embarazo cuando ya se notan los movimientos del bebé ( movimiento de tronco, extremidades…), alcanzando su máxima intensidad a partir de la semana 28 de embarazo.
Cómo es lógico, ni todos los embarazos ni todas las mujeres son iguales, por lo que la mayoría de las mujeres no coinciden en las fechas en que sienten los primeros movimientos del bebé.
En mujeres que ya han tenido un bebé (multíparas), pueden empezar a notarlos antes, a partir de la semana 16-18 de embarazo.  En pacientes obesas puede demorarse hasta las 24 semanas. Si es un embarazo gemelar por ejemplo, pueden notar antes los movimientos de los bebés…
Después de las 28 semanas, van aumentando los períodos en los que madre nota menos movimientos del bebé, debido a una maduración del ritmo circadiano del feto, sin estar indicando un problema fetal. Y en los momentos en los que el bebé se mueve, tanto la fuerza como la duración de los movimientos va aumentando hasta la semana 40-41.

Al principio serán pocos movimientos y espaciados. Es posible que notes varios movimientos un día y al día siguiente ninguno. Será más fácil para ti distinguir estos primeros movimientos si estás tranquila y sentada. Más adelante irás notando estos movimientos más intensos y regulares y te darán la seguridad de que todo marcha bien.
Hay que tener en cuenta que cada bebé tiene su modo de moverse, duermen más o  menos, su ritmo… y no hay un patrón de movimiento ideal. Lo importante es que su patrón de actividad no cambie demasiado.
Muchas mujeres describen esta sensación como “mariposas en el estómago”, o cómo movimientos de gases…

La importancia de los movimientos.

Los movimientos fetales (MF) es un indicador de bienestar fetal y del correcto desarrollo neuromuscular del bebé; su control por parte de la madre se puede decir que es un método de control de embarazo casero pero muy eficaz.
Diferentes estudios demuestran que el control de movimientos del feto por parte de la madre, disminuye complicaciones importantes como las relacionadas con la insuficiencia placentaria.
La disminución de movimientos fetales se relaciona con diferentes patologías, entre ellas la más frecuente es la insuficiencia placentaria, que puede ser aguda o crónica.
La insuficiencia placentaria es una situación patológica en la que disminuye el oxígeno que recibe el feto a través de la placenta. En esta situación el feto manifiesta una disminución de sus movimientos. Según estudios, hasta un 25% de fetos que presentan una disminución de movimientos fetales (DMF), presentarán alguna complicación (la más frecuente: retraso de crecimiento intrauterino).
Os dejo un ejemplo de Hoja informativa sobre Movimientos Fetales del Hospital Materno-Infantil Sand Joan de Deu en Barcelona, España.
“Hoja Informativa Movimientos Fetales”

Conocer el patrón de movimiento del bebé.

Cada bebé igual que cada madre y cada embarazo, es diferentes.
Las mamás son conscientes de que en su interior se está desarrollando un ser que, como todos los demás, tiene sus horarios de actividad e inactividad, sus periodos de movimiento, de sueño, sus preferencias de postura de la madre, sus gustos particulares (el sol, la música, las voces…).
Por ejemplo, algunos  bebés se mueven más después de que la madre coma algo dulce. También hay fetos que son mas activos por las mañanas, o después de que la madre realice ejercicio físico.
Cada feto es único y por ello requiere que su madre observe y conozca bien su patrón de movimiento. De esta manera, la madre podrá detectar cualquier alteración del patrón y acudir a su médico.

En determinados embarazos tu propio médico o matrona pueden recomendar llevar a cabo un contaje detallado de movimientos del feto. En estos casos concretos éstos profesionales te facilitarán la información de cómo llevarlo a cabo.

¿Cuando acudir al hospital?

Si se detectara cualquiera de estas situaciones, la madre debe acudir al hospital para una valoración médica.

  • No notar movimientos fetales a partir de las 24 semanas de gestación.
  • La ausencia repentina de movimientos fetales de más de 2 horas de duración en una embarazada que anteriormente los percibía.
  • Si la madre nota en un periodo superior a 12 horas, que su bebé disminuye su patrón de movimiento habitual.
LA RECOMENDACIÓN DE MI MATRONA ONLINE

Tómate tu tiempo para conocer los movimientos de tu bebé.
Si detectas cualquier cambio de los descritos en este post acude a tu hospital sin demora.

Si tienes cualquier duda o necesitas una explicación más detallada sobre movimientos fetales, estoy a tu disposición en las Consultas Online.

Feliz día desde Mi Matrona Online.

Otros post

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO EN LAS REDES

Deja un comentario

Your email address will not be published.